NUDE

Abrí la puerta de casa atropelladamente y me fuí directamente al baño. Al pasar por la puerta de Peter, mi compañero de piso, escuché su respiración acompasada. Mejor, pensé, a ti, también te odio.

Cerré con llave y apoyé las manos en el lavabo. Jadeante me miré y rompí a llorar. Mierda.

Mierda.

Mierda.

Qué coño hago le dije a mi reflejo sorbiéndome los mocos.

Me arrastré hasta la habitación intentando sin mucho éxito limpiarme las lágrimas con el dorso de la mano.

Por mi mente no dejaban de suceder imágenes una y otra vez. Sentí como un escalofrío recorría mi espina dorsal.

Su lengua torpe en mi boca. Sus manos en mis caderas. El roce de su cuerpo nervioso contra el mío completamente frío.

Qué bien sabes, jadeaba.

Que asco.

Cerré los ojos hinchados ya por el llanto, para apartar las imágenes de mi mente, y me desnudé dejando caer las prendas al suelo.

Me senté en el suelo y sentí de repente el peso de mil años sobre mi osamenta.

Cogí el móvil y abrí el Whatsapp. Me temblaban las manos. Dudé unos minutos y busqué su nombre.

Killer.

Me quedé mirando su foto, y empecé a teclear. Las letras brotaban solas, directamente del corazón a la pantalla del Iphone de segunda mano;

 

No puedo creer que te esté escribiendo después de como ha terminado todo entre nosotros

pero hoy he tenido una cita. y él no paraba de decirme lo dulce que es mi sonrisa, y lo hermosas que son mis piernas.

Dice que le gusta como llevo el pelo.

Pero no se ha reído con mis bromas, como tú lo hacías.

Ni me miraba así, con aquella expresión tuya que te iluminaba el rostro con tan sólo verme bailar.

Me ha besado y su boca no era la tuya.

Sus manos asían mis caderas, pero no eran las tuyas.

Yo lo he intentado, pero no puedo.

Sólo quería correr. Alejarme y no parar hasta llegar a Kentucky.

Cuando me ha llevado a casa, sonaba Radiohead, él quiso pasar de canción, pero le pedí que la dejara.

Dudo que tú sepas quienes son Radiohead, y poco importa ya.

Para entonces la Luna llena me miraba a los ojos.

No sé porqué estoy contándote toda esta mierda.

No sé si me lo voy a perdonar.

La señorita fuerte mostrándose vulnerable delante de su asesino. De lo patética resulto hasta cómica.

Porqué te juro que yo quería odiarte con todas mis fuerzas, enterrarte sin flores en algún rincón oscuro de mi memoria, pero no puedo.

Ni por asomo puedo.

Es esa jodida Luna, esa puta Luna llena que se empecina en estar siempre entre tú y yo.

Es curioso, siempre te he llamado Killer, y al final acabaste matándome.

 

 

Enviar

 

No se cuanto tiempo me quedé en el suelo sentada, me levanté cuando empezó a cogerme el frío, para entonces él ya me había contestado.

 

IMG_5708 (1)

9E8C0516-C96D-45CB-BE29-71C7388C790A

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s